Bares-Tabernas, Sarriá-Sant Gervasi

Xanc i Meli.- Nascut entre Barcelona i Cadaqués

Recuperamos y versionamos la canción de Sopa de Cabra para hablar de Xanc i Meli, un nuevo bar que dos jóvenes divertidos han abierto en el Putxet. Cocina de mercado, platillos y un recuerdo en forma de plato y espacio a su Cadaqués amado. Te la sabes. Canta con nosotros. Sigue leyendo

Estándar
Ciutat Vella, Horta-Guinardó, Locales, Sarriá-Sant Gervasi

Últimos bares con Teresa

Hablamos de bares, hablamos de vida. De la Barcelona actual y de la Barcelona pretérita, de sus personajes y sus relaciones, de los bares como escenario. El libro de Juan Marsé “Últimas tardes con Teresa” nos sirve de guía para realizar un documental y comprobar la vigencia de la historia de la ciudad en sus bares.

Sigue leyendo

Estándar
Sarriá-Sant Gervasi

Jordi Cruz.- “Cuando me den la tercera Estrella se me quitarán las ganas de cocinar”

Jordi Cruz presenta nuevo libroDos horas son suficientes para que este manresano de sonrisa pícara y verbo fácil se te meta en el bolsillo. En ese tiempo, ha saludado a propios y extraños, se ha preocupado por la pareja de clientes que andaba perdida por el restaurante, se ha hecho servir un gintonic y ha repasado con liderazgo su vida presente y futura. Al acabar, sin eludir preguntas, se ha disculpado para volver al “servicio”. Los clientes esperan y el chef debe estar “al pie del cañón, como cada noche”.

En medio, la presentación de su segundo libro (El cocinero Tenaz), en el que Jordi Cruz (Manresa, 29 de junio de 1978) muestra y demuestra qué se esconde tras su éxito. Tenacidad, personalidad y confianza son palabras que se repiten también en una charla en la que incidimos para saber cómo es, qué se esconde en esa cabeza amueblada de un chaval de 37 años. Presionamos y conseguimos que las palabras testosterona o sexismo también aparezcan. Una conversación cordial que habla.
Sigue leyendo

Estándar
Restaurantes, Sarriá-Sant Gervasi

Les truites.- La tortilla rusa

Surtido de tortillasCinco participantes, una mesa, se discute el ganador. Todos han venido a jugar y descubrir, pero con motivaciones y anhelos diversos sin nada en común. Quizá sí: el lugar. Les Truites, un restaurante donde tendrían que vetar a cobardes, un restaurante de nueva localización y vieja estirpe con el huevo y la sartén como protagonistas, y la mente humana como límite. Sabores, olores, trampas y reconocimiento. De su cocina salen las mejores tortillas, dulces, saladas y caldosas, de pies de cerdo y de pescado y marisco, de ricotta y menta y de setas con salsa trufada. Tortillas a discreción con las que jugarse el premio. Participantes a la mesa, la casa ha dispuesto sobre plato grande la selección de porciones de tortillas del día. Es la gran tortilla rusa, el juego de la casa. Sigue leyendo

Estándar
Bares-Tabernas, Sarriá-Sant Gervasi

Comaxurros.- El dulce tiene rival

Un local diáfanoNosotros también éramos de esos. Nos gustaba así, sabíamos cuándo degustarlo, dónde ir a buscarlo, y no entendíamos otro manera de reivindicarlo como la que existía. Pero las revoluciones, en la mejor o peor acepción de la palabra, empiezan en la mente de un loco -ídem- y pueden dar la vuelta a unos sentidos lastrados por la imperturbable memoria. Los churros eran dulces y cosa de domingos. ¿Por qué? Es harina, sal y agua, y la masa no tiene azúcar: posibilidades infinitas. De roquefort, sobrasada o de miel y queso gratinado. Dulces y salados, con sabor dentro y fuera, de mayor o menor tamaño, incluso servidos con mayonesa y salsa brava. Adiós a los malditos prejuicios.

Dirección: Muntaner, 562
Precio medio: Media docena de churros, 1,80€. Churritos bravos, 2,50€. Churros rellenos, 2€. Café, 30 céntimos.
Imprescindible: Antes de jugar, pedir media docena de churros y redescubrir tu infancia desde un bar.
Horario: De martes a sábado, de 08.00 a 13.00h y de 16.00 a 20.00h. Fines de semana, de 09.00 a 13.00h y de 17.30 a 20.00h.
Teléfono: 93 417 94 05
Web: Comaxurros

Según Cultibar

Churros saladosEs un cambio de costumbres. Te gusta encontrar dónde y cómo se elabora el mejor gintonic, lo último en cocina nikkei y te vuelves loco con el sushi. Ahora lo harás con los churros. Dejarás que sean los niños los que los devoren cuando salgan del colegio y los más tradicionales los que lo sigan buscando un domingo por la mañana para alargar el desayuno. Irás, por ejemplo, un martes para abrir el hambre o un miércoles de cine pre-sesión. Y los degustarás sentado en una de sus cuatro mesas, entre dibujos modernos y ambiente cálido. Será un café, un zumo ecológico o el insuperable chocolate a la taza -aquí servido si quieres con nata montada hecha al momento para el mejor suizo- el que acompañará una ración pequeña de churros salados, quizá de parmesano, o de sobrasada, para que tu paladar descubra que el trampantojo existe.

Los mirarás, los tocarás -sin miedo a que ese aceite siempre molesto te lo impida- y optarás al final por charlar con estos churreros del siglo XXI para que te lo expliquen. Querían jugar. De familia pastelera y currículum gastronómico, Luis Estrada y Marc Muñoz pasaron años conociendo y entendiendo el producto. El uso correcto de almidón de las harinas y el aceite virgen extra de Priego de Córdoba para no transmitir excesiva potencia olivácea al churro. Salubridad y saber perfecto. Masa conseguida. En su culminación, en el juego de sabores, en su interior, en el topping está el valor añadido.

Churros con chocolateComaxurros es una churrería (no quieren llamarlo de otra manera) a dos niveles en la que degustar con descaro el churro gourmet en su versión dulce -sólos o rellenos de trufa, crema, frambuesa o fruta de la pasión- o en su versión salada, con gustos y sabores tanto dentro como fuera que pueden ir variando. En esta última versión, estarás tomando un postre con forma de churro, que culminarás con una ración de “churritos bravos”, pequeñas porciones con mayonesa y salsa brava. Tendrás conversación. Al salir, querrás tener un detalle con tu madre y pedirás una ración de los de toda la vida para llevar. O quizá optes por los lazos de chocolate, el chucho de crema o por el buñuelo de viento. Tradición y modernidad. Con cariño, los polos opuestos se atraen.

La experiencia Cultibar

Romper tradiciones. La asociación gastronómico-social nos planteaba un reto mayor. Un elemento tan aparentemente básico como el churro pretendía ganar protagonismo saliendo de su zona de confort. Comaxurros se convierte así en su laboratorio para experimentar, su primera salida sin hora de regreso marcada, su primer amor en el que los sentimientos fluyen libres gracias a la inexistencia de malas experiencias pasadas. En definitiva, encuentra su libertad.

El churro pasa a la mesa. Una pareja baja las escaleras bandeja tradicional en mano. El chocolate ya no les quema, el aceite ya no les mancha y las unidades pueden repartirse equitativamente sin aquellas papeletas que llevaban a la confusión. El concepto tradicional de domingo deja paso al de cualquier día de la semana. El mostrador nos brinda el espectáculo de los más arriesgados. Un cliente seguro pide 500 gramos de churros y de parmesano para llevar. Algo está cambiando, la decisión está en tus manos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Localización

Estándar
Bares-Tabernas, Sarriá-Sant Gervasi

Merbeyé.- A mis pies mi ciudad

Merbeyé.- sala de canalleo nocturnoSon bares donde la ley del tabaco no debería existir. Lugares escogidos, templos del gintonic y del whisky sólo, donde los de siempre vuelven para no cambiar, para seguir con confidencias de luz tenue y barra de pub, junto a la princesa escogida de falda corta. Son coctelerías, por acotar un término, donde la luz del sol estorba (aunque no sea el caso) y es únicamente el reflejo de la luna el que te invita a probar el asiento de atrás… Sonará la frase, debe. Hablamos de un bar en particular, uno en el que situó sobre papel primero Sabino Méndez y sobre voz seguidamente un joven Loquillo una de las canciones de desamor más celebradas de la música patria. Hablamos de Cadillac Soliario, de la última rubia, de los recuerdos del Martini y de L.A., y del cigarro eterno. Estamos en el Tibidabo, junto al Merbeyé, a mis pies mi ciudad… Sigue leyendo

Estándar
Restaurantes, Sarriá-Sant Gervasi

Pijama Restaurant.- Palabra de Nano

Hamburguesa Mediterranea Pijama restaurantSimple, directo, sin adulaciones ni atenciones adicionales. Pijama Restaurant se ha sumado hace apenas dos meses a la aplaudida moda de la hamburguesa Premium sin estridencias, sin llamar la atención, dejando que hablen por si solas esas pequeñas joyas icono de la cocina estadounidense. Por escasos 8€, y por el intervalo de tiempo que quieras, tu vida girará alrededor de ese sándwich reformado en plato vacío, como susurrándote que nada más importa. Serás tú y alguna de esas ocho creaciones del gastrónomo Nilson González, de ingredientes escogidos y mano de obra patentada, para que no te importe la presencia o carencia de cortesías edulcorantes de restaurantes bien. Sigue leyendo

Estándar