Eixample, Restaurantes

La Taquería.- El mexicano de los mexicanos

Alambres con Nopal. Otros tacos excelentesNo debe escribirse con “j”. Este es un restaurante mexicano, con “x”, como ellos lo escriben, por autenticidad y compromiso. Habrá restaurantes mejicanos en Barcelona, varios, que importan cultura y reinventan para que snobs capitalinos presuman de sitio y conocimientos superficiales. Aquí esto no importa. Huyen de apariencias y convenciones. En La Taquería sirven -como llaman- “gastronomía callejera mexicana” directamente importada del país de los Aztecas, y lo hacen sin adaptación alguna, como se serviría en cualquier puesto del DF. Son esencialmente tacos al pastor de trompo, de arrachera, alambres, gringas, guecas y quesos fundidos, nopalitos asados, jalapeños y, para beber, micheladas, chelas (como llaman a la cerveza) Modelo y tequila y mezcal, mucho tequila y mezcal. Probarás, vivirás y sabrás. La clientela te dirá que estás en el sitio correcto. Esto es México, cabrones.

Dirección: Passatge Font, 5
Precio medio: 20€. Tacos, quecas y gringas, entre 6 y 8€. Nachos, 7,80€. Tequila y mezcal, de 4 a 6,50€. Menú del día, 9,80€.
Imprescindible: Hablar con el camarero y dejarte sorprender. Sin prejuicios, coger el taco con la mano, siempre. Acabar la noche con un tequila, conociendo la diferencia entre gueca, taco y alambre.
Horario: De 13.00 a 16.30h y dos turnos por la noche, a las 20.30 y 22.30h. Lunes cerrado.
Teléfono: 93 126 13 59. Indispensable reservar.
Web: La Taquería 

Según Cultibar

Nachos, la única licencia TexMex“El mexicano desayuna, come y cena tacos. Cualquier cosa entre tortillas es un taco. La tortilla es nuestro pan”. Habla con ese acento que no deja dudas de su procedencia Héctor Tlaseca que, junto a Marc -catalán- y Rodrigo -también mexicano-, arrancó este proyecto con denominación de origen. “No permitimos licencias. Servimos la comida que se come en México como se come en México”. Charla este mexicano de porte y sonrisa perenne desde una de las diez mesas con las que cuenta un local donde caben escasamente 38 personas, “un poco pijo para lo que sería una taquería allí”, con paredes de colores chillones y mesas forradas con hules importados, donde el tono de voz debe elevarse para cuadrar con el ambiente festivo. Huye si buscas confesiones a la luz de la vela.

A La Taquería, nombre genérico de cualquier puesto de comida y bebida en México, se viene a divertir, a aprender, a dejarse aconsejar. Puedes pedir a la carta si quieres y entiendes (está escrita por y para mexicanos), o hablar con el camarero y disfrutar de una “jam session”. Te irán sorprendiendo sobre mesa con tacos -siempre de cuatro en cuatro- según lo que vean “padre” ese día. Tu sólo asimila y comenta. Si comes cactus (alambre de Nopal) o saltamontes fritos (chapulines entre tortillas -por cierto, excelentes-), pues eso. Una experiencia auténtica de cocina mexicana atemporal, donde tienen cabida desde platos prehispánicos hasta adquisiciones contemporáneas, de todas las variedades pero siempre entre tortillas y con esas salsas aledañas de colores patrios que te harán pedir más “chela”. ”Jugamos con todo lo que nos gusta, y algo debe picar”. Esa la idea. Si te asusta, siempre podrás pedir su versión propia, “con un buen queso fundido”, de los Nachos, “lo menos mexicano que servimos”, la única licencia Tex-Mex que se permiten.

Preferible reservarQuizá, antes de “pegarte un buen atascón”, hayas comenzado con unos frijoles refritos o un Guacamole “chingón”, finalizándolo entonces con alguno de los postres que ellos mismos elaboran, como las Nieves de mango a la Venegas. Sí, en honor a la cantante. Después aparecerá el tequila, y brindarás. Brindarás por ese país hermano, de habla divertida y acogedor donde los haya; brindarás por el menú diurno que ofrecen a 9,80€ -comida corrida, le llaman-, por su alegría, por su empatía. Y si eres valiente acabarás con el mezcal, descubriendo cómo la palabra “añejo” no sólo es un calificativo de vinos.

La experiencia Cultibar

Gente esperando fuera. Buen síntoma sin duda alguna. Especulamos sobre quién compartirá cena con nosotros y fumamos. Las “chelas” reinan en el exterior entre clientes ansiosos por iniciar la sesión gastronómico-cultural. Llega la hora de nuestro turno, el de las 22.30h. Sin apenas sentarnos, sentimos que la experiencia mexicana será real. Mente abierta requerida.

Gueca de Huitlacoche, una quesadilla para paladares avanzadosNos guían hacia nuestra “mesa”, lección maestra de cómo aprovechar un espacio. La complejidad de la carta se ve rápidamente compensada con las ganas de explicar por parte del staff. La pasión que transmiten nos hace olvidar lo leído, confiando ciegamente en sus recomendaciones. Percibimos un ambiente festivo y dinámico, sin lugar para confesiones ni intimidades. A medida que la cena va avanzando, el taburete nos parece cada vez más cómodo y la mesa cada vez más ancha. La sinceridad con la que se vende el concepto nos conquista taco a taco. Momento cumbre cuando nos atrevemos con la gueca de Huitlacoche, popularmente conocida como la de la “trufa de los mexicanos”. El grado de implicación marcará tú noche; no la desperdicies.

Todo es mejorable

Entre tanta experiencia no hay tiempo de mirar el móvil, pero sí recuerdas hacer un tweet. No puedes, no hay cobertura. Raro. No pasa nada, mejor. Centrémonos en la fiesta. Ya habrá tiempo para volver a la realidad. Y estirar. Las banquetas que hacen las veces de sillas no son ejemplo de comodidad. “Queríamos hacer barra de pie, como en México, pero hemos visto que aquí la gente se sienta más”, comenta Héctor. Malditos vicios.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Localización

Anuncios
Estándar

One thought on “La Taquería.- El mexicano de los mexicanos

  1. David, la Taquería es rica y el local es lindo, sin embargo, si tengo que elegir, me quedo con la sazón del local de al lado, más feíto pero mucho más sabroso (y más barato). Las micheladas no tienen igual, la cochinita, el chicharrón de pastor y los tacos de chamorro son insuperables – y el servicio es mejor -. Pruébalo y luego me dices qué tal. Saludos! Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s